Clases de Tango en Lima Perú - Bailarines Profesionales, shows y clases - tangoterapia "Tango, Salud y Belleza" por Gardenia Silveira y Angel Vereau

Carlos Gardel y “sus” mujeres

 El matrimonio Wakefield ganó mucho dinero con los filmes y le cedían al Zorzal una enorme mansión en Niza, a donde solía aposentarse junto a su amigo Ireneo Leguisamo.- La millonaria, de acuerdo con lo que sostienen algunos historiadores, era una sexagenaria norteamericana.- Si tenemos que hablar de presentes fastuosos supo regalarle un imponente auto negro con sus iniciales en oro, colocadas en las puertas como así también una cigarrera del mismo metal con el monograma hecho en brillantes, pieza que está en poder de un coleccionista particular. La cupé Chrysler blanca modelo ‘31 única en Buenos Aires, fue también un regalo de los Wakefield y Gardel la usó hasta 1933.

Asimismo entre sus conquistas de la ciudad luz aparece el nombre de Gaby Morlay, actriz de renombre con mansiones en París y en Niza que eran asiduamente visitadas por el cantor. Igual suerte tuvo en España con la tonadillera Teresita Zazá y una tal Blanquita, de Barcelona. Ni siquiera viajando Gardel perdía el tiempo: en el barco que lo llevaba de regreso a Buenos Aires entabló relación con Gloria Guzmán una vedette que estaba de novia con un conocido deportista argentino.- Ella era considerada la más bella de los escenarios porteños.- Ambos artistas, según refieren los memoriosos de la época, compartieron muchas cosas durante la navegación pero al llegar al puerto cada uno volvió a sus menesteres.-También ciertos historiadores refieren la convivencia que tuvo en 1925 con una joven brasileña que en 1923 viajaba en el mismo barco hacia Europa.- Existe una carta de ella -la paulista Elsa Braga- que nunca llegó a manos del Zorzal, pues quedó en poder de una persona que recibía su correspondencia.- Gardel y la actriz argentina Mona Maris, (Estrella de Hollywood donde trabajó con Cary Grant y Humphrey Bogart) tuvieron una relación tan breve como intensa, dado que compartieron cinco semanas en Nueva York filmando Cuesta Abajo y la simpatía era recíproca, hasta el punto de plantearse la realización de otros filmes.- Después de separarse, llegado 1935 Mona Maris se encontraba en el Hotel Savoy de Londres cuyo maître, gran admirador de Carlitos tuvo que darle la triste noticia de su muerte. Fue tal el impacto que según lo relatara la actriz, estuvo recluida, casi un mes sin comer.- Un diario madrileño hizo alusión a la vedette Perlita Greco como novia del artista. En declaraciones periodísticas, la dama supo afirmar que “A veces he pensado que él no quiso de veras a ninguna mujer, que su única y verdadera pasión era su madre”.- En Montevideo, cuando corría 1937 apareció otra novia de Gardel, Magalí de Herrera, quien se dedicaba a la declamación cuando le dejaba tiempo libre su ocupación de manicura.-

Gardel las prefería latinas y bellas, aunque no le disgustaban las europeas consideradas frías. Tomando en cuenta sus amoríos y devaneos, de poco le debe haber servido ser compañero de dormitorio de Ceferino Namuncurá, hoy santo, estando pupilos en el Colegio Salesiano Pio IX entre 1901 y 1902.-

En el diario El Nacional de Bogotá, edición del 18 de junio de 1935, seis días antes de su ingreso a la inmortalidad, se publicó un reportaje a Gardel. Entre otras cosas, le preguntaron si era partidario del divorcio. “Debido a mi carrera -respondió- no soy partidario del casamiento”.- Ref. Gonio Ferrari

Menciono también a Isabel del Valle (Su nombre era Isabel Martínez del Valle, con quien Gardel mantuviera una curiosa y dilatada relación.- Cuando se conocieron ella apenas tenía catorce años, fue en el año 1921. «Carlos me llevaba 20 años justitos pero yo era ya una mujer en mi figura. Además ¿qué importan los 20 años de diferencia? Le confieso que nunca reparé en esos aspectos. Me enamoré perdidamente de Carlos… Y sé que él me amó mucho también, y que fui el único amor de su vida a pesar de todos los amoríos que le adjudicaron.» Ref. Revista Club de Tango (set-oct-1993 y mar-1994), Todo Tango.-

El contar la vida de Gardel, es territorio prohibido para aficionados interesados en escarbar habladurías, intrigas, murmuraciones y comidillas de chismosas.- Desde hace muchos años “Ser Gardel es lo mejor”.-

Con un abrazo milonguero, los saluda Alcides Ferrari (prodtango@hotmail.com)

Posted on: 26 noviembre 2012, by :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.